Clavarle cuchillos.

Comerse las eses.