La canción del pirata (actualizada al año 2000)

La canción del pirata (actualizada al año 2000)

Con diez canones por banda ancha,
morro en popa, a toda jeta,
no cobra más si no cantas
el infame ramoncín.
Teddy Bautista le llaman,
por su Sgae, El mafioso,
en toda web conocido
del uno al otro confín.

La gente en la web flipa
en la mula rien ciento,
y bajan a cada momento
megas de emepetres;
y va el Bautista pirata,
cantando alegre en la popa,
Cd´s con un canon, con otro impresoras,
y allá a su frente todo internet:

Navegad, internautas míos
sin temor,
que ni partido político
ni protesta, ni denuncia
mi tesoro a frenar alcanza,
ni a reducir su valor.

Muchas pelas
hemos hecho
a despecho
de internet
y han rendido
unos pendones
sus escaños
a mis pies

Que es mi canon mi tesoro,
que es mi dios la propiedad,
mi ley, la fuerza y engaños,
mi único trabajo el robar.

Allá; muevan feroz guerra
ciegos reyes
por un palmo más de tierra;
que yo aquí; tengo por mío
cuanto abarca ajeno ingenio,
a quien nadie impuso leyes.

Y no hay página,
sea cualquiera,
ni licencia
de propiedad,
que no sienta
mi derecho
y dé pelas a mi valor.

Que es mi canon mi tesoro,
que es mi dios la propiedad,
mi ley, la fuerza y engaños,
mi único trabajo el robar.

A la voz de «¡Teddy viene!»
es de ver
cómo vira y se previene
a todo trapo a escapar;
que yo soy el rey de la red,
y mi furia es de temer.

En las presas
no divido
lo cogido
por igual;
sólo quiero
la riqueza
la opulencia
sin rival.

Que es mi canon mi tesoro,
que es mi dios la propiedad,
mi ley, la fuerza y engaños,
mi único trabajo el robar.

¡Sentenciado estoy a muerte!
Yo me río
no me abandone la suerte,
y al mismo que me previene,
cobraré de alguna manera,
quizá; con su propio software
Y si caigo,
¿qué será de la música?
Por perdida
ya la di,
cuando el brazo
del trabajo,
como un vago,
escondí.

Que es mi canon mi tesoro,
que es mi dios la propiedad,
mi ley, la fuerza y engaños,
mi único trabajo el robar.

Son mi música mejor
bisbalones,
el estrépito y temblor
de los euros sacudidos,
del Rosa López los bramidos
y el rugir de mis Chenoas.

Y si puedo
soy violento,
y te denuncio
por definirme,
y me duermo
sosegado,
vilipendiado
por la web.

Que es mi canon mi tesoro,
que es mi dios la propiedad,
mi ley, la fuerza y engaños,
mi único trabajo el robar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*