Conversación

Conversación

-Pero vamos a ver Rocío, ¿Qué interés crees que podría yo tener en besar el órgano que recubre el tejido adiposo que sostiene tus glándulas mamarias? ¿Para qué voy a querer producir un rozamiento entre tus extremidades inferiores y el extremo de mis superiores? ¿Qué gano con que mis papilas gustativas informen a mi cerebro de lo que descubren en alguna protuberancia que haya en tus mamas? ¿De qué me sirve que uno de mis órganos entre en algún conducto muscular tuyo?. Una vez que no has podido responderme, descubriendo por tanto que no hay malicia en mis intenciones, ¿Puedo besarte las tetas, acariciarte los muslos, lamerte los pezones y luego follamos?
-No.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*