Category Archive : Viñetas

Insípido

Yo sólo sé que no sé a nada

Yo sólo sé que no sé a nada.
Yo sólo sé que soy insípido.

Maneras de matar el hambre

Clavarle cuchillos.

Comerse las eses.

Magisterio. Historia real

Esto me pasó en Magisterio. Una profesora nos puso un ejercicio: «Apuntadme 10 aplicaciones de la aritmética y diez de la geometría» Yo empecé a apuntar: Aritmética: 1.Operaciones comerciales. 2.Ordenación 3.Medición 4.Aplicación para diferentes operaciones matemáticas y de otras ciencias 4.Mmmmm… para contar, no sé más Geometría 1.Diseño industrial y artístico 2.Aplicaciones arquitectónicas En estas estaba cuando la profesora anuncia el fin del tiempo del ejercicio y pide resultados. Uno de mis compañeros: Comprar tomates. Otro: Comprar el pan. Otro: Comprar pimientos. La profesora da el visto bueno y se pasa a las aplicaciones de la geometría, que son similares.

Otra:

-¿Y cómo distingo en español las palabras masculinas de las femeninas? -Por el artículo: Si le precede un el, son masculinas y si le precede un la, son femeninas, por ejemplo el águila, el hacha, la manguera… las dos primeras son masculinas y la última femenina. -Entonces, verdad es masculino, ¿No? -No: La verdad -Pero puedes decir: Ha sido el, ¿verdad?

El hijo del vecino

El hijo del vecino

Cada vez que veo al hijo del vecino le riño. Siempre que coincido con él en el ascensor le echo una bronca por cualquier motivo, el que sea. Me inclino hacia él y le canto las cuarenta con el dedo índice en ristre.

Él, siempre con su balón de fútbol y su barriguita, siempre baja la mirada hacia el suelo y, con expresión culpable, dice que lo siente.

Le riño si le veo por la calle, le grito y le pido que cambie, le afeo su conducta y le corrijo sus modos.

Le riño si está sentado en una silla, si está jugando en el patio, si está leyendo un tebeo mientras merienda, si está jugando al escondite o si está acariciando a los gatos.

Él agarra su balón en un costado y mira al suelo, culpable y arrepentido y me promete que intentará hacerlo mejor.

Entonces se sienta en el suelo cabizbajo y yo recolecto mi manzano y hago puntería con su cabeza. Si le acierto se come la manzana.

Conversación con Ringo

-¿A qué no sabes qué he comido hoy? Empieza por C.

-¡Macarrones!

Hoja de Ruta de Manolito Sierra

«menos mal que tenemos la costumbre, los seres humanos, de creer en la Historia, y recogemos datos de nosotros mismos: fotografias, tarjetas, recuerdos, numeros de telefono de gente, posavasos, etc. Huellas de nosotros mismos y de los demas»

La cama

No hay un mueble más versátil que la cama, nada más confortable que una cama calentita, un útero artificial donde arroparse y moverse protegido de las agresiones diarias, nada más excitante que ese campo de batalla sexual pequeño por antonomásia (todo el mundo acabamos en el suelo siempre muertos de risa en más de un momento dado); la cama es el sitio donde se tramitan nuestros sueños de futuro, la cama es el lugar donde tomamos las fuerzas para realizarlos, pero la cama también es el lugar hacia donde nos dirigimos por rutina a acostarnos junto a alguien al que no queremos, la cama es el lugar de nuestras pesadillas, donde abrimos los ojos y vemos el vacío, la cama es el lugar donde pasamos frio, y nos levantamos y ponemos otra manta y seguimos con frio, el lugar donde nos acurrucamos y por mucho que extendamos el brazo no encontraremos ese cuerpo amigo, la cama es el lugar donde los dolores nos asaltan y esperamos, a veces, vanamente que alguien nos socorra, la cama es la soledad más inmensa, porque la cama como la mesa han sido hechas para ser compartidas.

Piensa en los chinos

¡No tengo hambre!

Piensa en los chinitos

He pensado en toda clase de chinos. Sigo sin tener hambre

La luna es un blog que se me escapó

Gloria al blog

Un blog

Dos blogs

Tres blogs

La Luna es un blog que se me escapó