"Amarillo", pensé, y fui tambaleándome a mi habitación para actualizar el blog

Lema de los antisistema por sistema: molo porque no molo