"Amarillo", pensé, y fui tambaleándome a mi habitación para actualizar el blog

Sólo necesitas 39 dígitios de Pi para calcular la circunferencia del universo observable con la precisión de un átomo de hidrógeno